Diseño web responsive. ¿Responde tu página web a las nuevas necesidades?

Tras cambiar Google su algoritmo de búsqueda, este ha comenzado a valorar muy positivamente aquellas páginas webs que tienen un diseño web responsive, pero ¿tienes claro qué es eso de web responsive?

Según la Wikipedia el diseño responsive o adaptativo (del inglés Responsive Web Design) es una filosofía de diseño y desarrollo cuyo objetivo es adaptar la apariencia de las páginas webs al dispositivo que se esté utilizando para visualizarlas. Así, con esta definición queda bastante clara la necesidad de hacer uso de este tipo de diseño, ya que son muchas las diferentes plataformas o dispositivos desde los que se accede a los sitios webs hoy en día.

diseño web responsive

Con la llegada de nuevos dispositivos, con pantallas más pequeñas, que tienen acceso a internet (como móviles y tabletas) ha llegado la necesidad de visualizar las páginas webs de forma diferente en cada uno de ellos.

Seguro que desde la aparición de estos nuevos dispositivos has hecho infinidad de búsquedas y accesos a sitios webs, y has podido comprobar cómo hay páginas en las que tienes que hacer zoom para poder leer sus diminutos textos o tienes que realizar desplazamientos laterales para poder visualizar elementos escondidos; mientras que hay otras en las que el contenido se ajusta perfectamente al ancho de la pantalla sin necesidad de realizar ninguna acción en el navegador ni en el dispositivo, facilitándote así la navegación por dicha página.

Google también se ha dado cuenta de esto y, como su prioridad es siempre afinar al máximo con las búsquedas, qué mejor opción en la actualidad que darnos esas páginas (optimizadas para todos los dispositivos) como primeras alternativas e, incluso, asegurarnos que lo están con la etiqueta “Apta para móviles“.

diseño web responsive

Ahora bien, el hecho de que una web sea responsive, o no lo sea, no es algo aleatorio ni implica que esa página tenga mayor o menor calidad ni que esté mejor o peor creada; tampoco el cambio de una web no responsive a una responsive es algo natural ni se produce de forma automática. El tener una web con diseño responsive implica tener creado un diseño diferente de la web para cada tipo de dispositivo existente y definir, en la propia página, qué diseño debe utilizarse según el dispositivo que la esté cargando. Pero, al fin y al cabo, siempre se tratará de una única web, sin duplicidad de trabajo ni de contenidos; una vez optimizada, la gestión de la web será única.

Evidentemente, aquellos sitios webs que tienen ya algunos años no fueron pensados para visualizarse en dispositivos inexistentes en esos momentos, por ello necesitan que se les renueve su código y estructura para poder funcionar en todos los dispositivos actuales. Es algo inevitable.

Ahora que tienes claro de qué estamos hablando ¿sabes si tu web se adapta a todos los dispositivos del mercado? Si tienes dudas, Google te ayuda también a averiguarlo. Introduce la URL de tu web en la siguiente página (https://www.google.com/webmasters/tools/mobile-friendly/) y te dirá si tu web está optimizada o no.

Prueba web diseño responsive

En caso de que tu web no sea responsive, no debes pensar que esta va a desaparecer o que va a llegar a ser inaccesible, pero sí tienes que tener muy claras las ventajas que tienen las webs responsives y saber qué es lo que estás desaprovechando; como por ejemplo:

– Posicionamiento SEO: Google no te va a penalizar por no tener una web responsive (al menos de momento), pero sí te va a beneficiar, si la tienes, subiendo las posiciones de tu web en el listado de búsquedas. Además, si no la tienes facilitarás a tus competidores el posicionar por encima de tu empresa.

– Aumento de tráfico procedente de dispositivos móviles.

– Diseño de vanguardia: No pienses que la innovación tecnológica se ha parado en los teléfonos inteligentes y en las tabletas. Cada día aparecen nuevos dispositivos (televisores inteligentes, videoconsolas con acceso a internet, paneles táctiles…). Con una web responsive podrás conseguir que esta se visualice sin problemas en cualquier tamaño de pantalla y, una vez creada, podrás adaptarla a cualquier cambio sin necesidad de diseñar una nueva web para los nuevos dispositivos.

Todo son ventajas, así que, ¿por qué no renovar tu web a las nuevas necesidades de los clientes? Si te atreves a hacerlo tú mismo aquí puedes obtener más información. Pero si quieres despreocuparte y tener una web a la última, puedes ponerte en contacto con nosotros, en Signos te ofrecemos nuestra amplia experiencia y las mejores tarifas para creación de páginas webs responsives.

Share

Ingeniera Técnica en Informática de Gestión especializada en entornos web. Su afición: convertir un papel en blanco en un dibujo o pintura con volumen y personalidad propia.

Comentarios

  1. […] e identidad de tu empresa. Por lo tanto, además de única, diferente al resto y novedosa, deberá adaptarse a los diferentes dispositivos desde los que cualquier usuario interesado en comunicarse con tu organización puede acceder […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA ImageChange Image