Necesito una tienda online ¿por dónde empiezo?

por

Cuando nos planteamos crear un negocio de comercio electrónico, lo primero que pensamos es: “Necesito una tienda online, ¿por dónde empiezo?”. Bien, lo primero hay que tener muy claro es que para crear una tienda online nos hará falta una pequeña inversión económica y, sobre todo, una gran inversión de tiempo, aunque sí nos gustaría transmitir la idea de que es posible crear un negocio basado en e-commerce sin necesidad de hacer una inversión económica importante. A continuación vamos a resumir brevemente, con un enfoque muy práctico, el proceso de creación de una tienda online, para que os hagáis una idea de lo que sería imprescindible para empezar a vender en Internet desde vuestra propia tienda online:

Necesito-una-tienda-online-¿por-dónde-empiezo-

1. Escoge un nombre atractivo y el dominio para tu tienda online:

Esta es una de las partes más interesantes del proyecto. La elección de un buen nombre es esencial. Tanto el nombre como el dominio deben ser lo más cortos posible, si son descriptivos mejor, escribirse y recordarse fácilmente.

En el caso del dominio, si además contiene alguna de nuestras palabras claves, nos ayudará a posicionarnos en los buscadores por esos términos. Intenta que sea un .com, o un .es si tu intención es vender sólo a España.

2. Elige un hosting de calidad:

Esta es una de las pocas acciones que hay que realizar que requieren inversión, por lo que debes buscar una empresa que te ofrezca un hosting de garantía.

La velocidad de tu tienda online es clave, tanto para los usuarios como para el posicionamiento en los buscadores. Una página lenta hace que los usuarios se cansen de esperar y abandonen sin completar el proceso de compra. Además, Google por ejemplo penaliza las páginas que tardan más de un tiempo determinado en cargar, enviándolas al fondo de los resultados de búsqueda. Incluso hay que pagar más en Adwords por tener una página lenta.

Por lo tanto, es fundamental que la empresa de hosting garantice el espacio suficiente para tu tienda online y una buena velocidad de conexión. Así evitarás también caídas innecesarias del servidor y de esta forma tu tienda estará disponible 24h al día, 365 días al año.

3. Escoge mayoristas de garantía

Si no somos productores o fabricantes y queremos montar un negocio online, podemos utilizar el método dropshipping, que consiste en vender por Internet sin tener que almacenar stock de productos.

Básicamente, se trata de que nuestro mayorista envíe directamente los productos que nuestros clientes han comprado en nuestra tienda online a su domicilio. Obviamente, el mayorista enviará el producto sin ningún distintivo de su empresa, añadiendo al paquete nuestra factura si así lo deseamos. De este modo, el cliente queda satisfecho y nosotros evitamos la inversión en el stock de productos o preocuparnos por la logística, ya que la empresa mayorista se encargará de todo esto.

Por norma general los márgenes serán menores que si fabricamos o compramos nosotros los productos primero, pero para iniciar el negocio de e-commerce, captar los primeros clientes y ver cómo funciona todo, podría ser una buena solución si no podemos invertir en la compra de un stock con variedad y cantidad de productos.

Para asegurarnos de la calidad que ofrece un mayorista, podemos realizar algunas pruebas antes de vender directamente a nuestros clientes, y tener alguno más seleccionado por si tuviésemos que cambiar.

4. Utiliza un buen CMS para e-commerce

Actualmente existen muchos CMS para e-commerce gratuitos y fiables. Además, al ser herramientas de código libre y conocidas por gran cantidad de profesionales, existen empresas que por un precio muy asequible pueden retocar o ampliar sus funcionalidades y montarte una tienda personalizada y autogestionable.

Sin extendernos ni entrar en comparaciones, para un proyecto o tienda sin demasiadas complejidades, podríamos utilizar Prestashop, por su facilidad de uso, rapidez, buen posicionamiento natural y por la gran cantidad de opciones configurables que ofrece.

Otros CMS recomendables, dependiendo del tipo de proyecto serían: Magento, Oscommerce, Virtuemart (Joomla), Zencart, Opencart, Digistore o Drupal Ecommerce.

Todos ellos permiten la selección de plantillas de diseño, tanto gratis como de pago, que cubrirán nuestras necesidades. Recomendamos elegir una plantilla con un diseño atractivo, usable y dirigido a la acción.

5. Caracteriza tus productos

Muchos mayoristas nos podrán proveer con su catálogo de productos en formatos que pueden ser subidos a nuestra tienda automáticamente, y así podemos mostrar todos los productos en muy poco tiempo. Para empezar es una opción recomendable, pero es fundamental personalizar todos los textos de la tienda.

Los únicos productos que se posicionarán correctamente serán aquellos que hayamos modificado, además los usuarios agradecerán ver un texto distinto al que verán en otras tiendas. También podemos ampliar la información con detalles del producto, fotos, métodos de uso. Debemos ser creativos y usar la imaginación.

6. Añade todos los métodos de pago posibles

Es imprescindible ofrecer todos los métodos de pago posibles para facilitar la compra a todo tipo de clientes, no podemos olvidar que todavía hay gente que no se fía de comprar por Internet.

Este punto es clave, pero también es en el que podemos encontrar más barreras, algunas sucursales no entienden de qué les hablas cuando se les pides una pasarela de pago y otras pondrán todas las trabas posibles. Aún así, es posible conseguirlo siendo una empresa nueva. Nosotros lo hemos hecho con varias entidades.

Existen soluciones alternativas como la pasarela de Paypal, que pone a nuestra disposición una pasarela de pago que nos permitirá cobrar a nuestros clientes con tarjeta. Su instalación es sencilla, aunque tendrá un coste para nosotros: la comisión, bastante alta, que nos cobrará Paypal por cada transacción realizada. Aún así, es una buena forma de ofrecer desde un inicio esta forma de pago tan solicitada.

7. Crea un blog

Un blog atraerá tráfico a la tienda, por lo que es muy recomendable crear este espacio, donde hablar de nuestro sector y de todo lo que lo rodea, y que además nos permita promocionar nuestros productos y servicios de algún modo, directa o indirectamente.

Poco a poco se irá posicionando por los temas originales tratados en los post o artículos y ello atraerá tráfico de calidad, clientes potenciales, dispuesto a comprar nuestros productos.

8. Realiza campañas de publicidad online

La publicidad online nos permitirá dar a conocer nuestra tienda de forma económica y escalada. Usando correctamente las herramientas de análisis gratuitas que Internet pone a nuestra disposición, podremos saber qué campañas publicitarias nos dan beneficios y cuáles no funcionan, y así rectificar rápidamente y evitar pérdidas innecesarias.

De esta forma, podremos obtener beneficios en poco tiempo, y ajustar la inversión a lo que vamos ganando cada mes, por lo que menos la pequeña inversión inicial, el resto de publicidad podría pagarse sola. La habilidad de cada uno para conseguir ampliar esos beneficios puede marcar la diferencia en el futuro.

Para empezar a publicitarse en internet, recomendamos usar la publicidad en los resultados de búsqueda de Google mediante Adwords y la opción de Google Shopping.

9. Trabaja el marketing online

Una vez que la tienda online funciona correctamente y ya hemos realizado alguna venta mediante Adwords o algún otro sistema de publicidad, llega el momento de mejorar y aumentar la facturación.

Para ello, debemos crear una estrategia de marketing online: Diseñando un plan estratégico de social media, realizando ofertas especiales y un seguimiento personalizado de nuestros clientes, organizando concursos, enviando notas de prensa … Tenemos que hacer todo lo posible para dar a conocer nuestra marca y productos.

Como en todos los negocios, debemos vender para sobrevivir y crecer. No servirá de nada que nuestra tienda sea la mejor si nadie la conoce, ni que nuestros precios sean los más competitivos si nadie ve nuestros productos. Debemos realizar las acciones de marketing pertinentes para lograr los objetivos de ventas que nos fijemos.

10. Mide, mide y mide.

Una de las principales ventajas que un comercio online nos puede ofrecer es la generación de datos que podemos adquirir con las métricas, por ejemplo de Google Analytics. Información que nos muestra el comportamiento de nuestros visitantes, los productos más visitados, los más vendidos, el acceso de las visitas a la tienda, los términos más buscados, etc.

Conocer el comportamiento de nuestros clientes y visitantes es la base a la hora de planificar estrategias de marketing, ofertas de productos, promociones, etc.

Hemos obviado algunos temas fundamentales en la creación de cualquier negocio, como realizar un estudio de mercado previo, la viabilidad del proyecto, crear el modelo de negocio, documentar todos los pasos, pero como nos hemos centrado en los negocios e-commerce y las tiendas online, hemos simplificado. En otros artículos que publicaremos en futuras ediciones hablaremos de estos temas de forma más amplia, para profundizar.

Share

Comentarios

  1. […] este año hemos hablado mucho de los negocios online y su expansión alrededor de todo el mundo. Cada vez hay más público que compra y vende por […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.