Página web, blog o tienda online, ¿qué tipo de portal web necesitas?

Página web, blog y tienda online son términos que mencionamos con frecuencia en nuestros artículos y que se usan actualmente de forma habitual, pero ¿tienes claro en qué consiste cada uno de ellos?

Todas son herramientas utilizadas para publicar contenido en Internet pero, dependiendo del contenido y del uso que se le vaya a dar, se recomienda utilizar uno, otro o la unión de varios de ellos.

Si alguna vez has pensado en mostrar tu empresa en Internet, es posible que te hayas preguntado qué medio debes utilizar. En SignosCyM te damos las claves para decantarte por la herramienta que mejor se adapte a tus necesidades.

Una página web es un conjunto de documentos electrónicos que contienen información en forma de texto, imágenes, sonidos, vídeos… y que se relacionan entre sí y con el resto de elementos electrónicos de Internet, mediante enlaces.

Hablar de página web es hablar de un medio muy heterogéneo, que cada uno podemos entender de una forma diferente y que puede brindar entretenimiento, información, conocimiento, etcétera pero, dentro la diversificación que puede haber, existen dos tipos de páginas web que, por su naturaleza y funcionalidad, pueden considerarse independientes a lo que podemos llamar página web estándar.

web-blog-tienda online

Una página web estándar es aquella que tiene, como función principal, dar presencia en Internet a una empresa, por ello su contenido suele versar sobre los servicios que ofrece la empresa, su forma de trabajar, información de interés para los clientes, etcétera.

Es una herramienta que requiere de conocimientos técnicos específicos para su creación, de manera que, mediante código, el desarrollador consigue una armonía entre la estructura, el diseño y los contenidos.

Los contenidos que conforman una web estándar nunca son de opinión, sino que ofrecen una presentación seria y estática que no cambia a lo largo del tiempo, a no ser que se produzca algún cambio en la empresa que provoque una actualización en algún contenido de la web. Esto implica que su contenido no genere un elevado número de visitas, ya que no hay información novedosa a la que acceder a lo largo del tiempo.

Un blog, en cambio, es un medio mucho más dinámico, siendo esa su diferenciación principal con respecto a una página web estándar.

Un blog se actualiza de forma periódica, mostrando siempre un contenido nuevo. A su vez, ese contenido es más personal y humano. Un blog permite además una comunicación bidireccional, facilitando el intercambio de comentarios y opiniones que aumentan el dinamismo y el valor de la información que ofrece.

Se trata de una herramienta de fácil uso que solo muestra un tipo de contenido, de forma cronológica, por lo que no requiere de conocimientos técnicos para su uso.

Con respecto a las tiendas online, nos encontramos ante un sitio web con una funcionalidad específica, diferente a la página web estándar: la venta de productos. En este caso se trata de un comercio convencional en la red que ofrece servicios para realizar cualquier tipo de transacción, por lo tanto, lo que prima en este tipo de sitio web es que los clientes compren los productos o servicios, de manera que estos se tratan de forma especial y exclusiva tanto en la página de inicio como en todas y cada una de las secciones de la tienda.

Por último, es importante destacar que estas tres herramientas son compatibles entre sí y que lo más idóneo es combinar elementos de cada una de ellas para crear una herramienta personalizada y adaptada a tus necesidades. Por ejemplo, si deseas crear una página web estándar, debes tener en cuenta que el número de visitas que generarás será muy pequeño y que tu posicionamiento web en Google será muy bajo; mientras que si pretendes crear un blog, no puedes olvidarte de añadir páginas web estándar que te den presencia en Internet; a la vez que si lo quieres es vender productos o servicios mediante una tienda online, no puedes dejar de lado un blog que aumente la comunicación con tus clientes junto alguna que otra página estándar que presente tu negocio en Internet.

Share

Ingeniera Técnica en Informática de Gestión especializada en entornos web. Su afición: convertir un papel en blanco en un dibujo o pintura con volumen y personalidad propia.

Comentarios

  1. […] del usuario en formato lead, podemos hacer un seguimiento de su actividad y conducta en nuestra web, para así ofrecerle aquel contenido en el que está interesado. Esto hará que nuestro cliente […]

  2. […] interno de la web: Dependiendo del tipo de empresa que tengas y de tus necesidades, requerirás una forma de web diferente, con elementos específicos que darán la mejor resupuesta a tus necesidades. A veces es necesario […]

  3. […] pensado para cumplir un objetivo claro. Antes de empezar a crear una página web debes estudiar cuál es tu objetivo, no ha de tener el mismo diseño una página web pensada para captar peticiones de presupuesto, que […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.