Usos del color como estrategia de marketing

Los colores forman parte de nuestra vida, de nuestro día a día. Quién de nosotros no tiene un color favorito o color con el que se identifica, un color que no le gusta o que piensa que le trae mala suerte, un color que usa cuando está de buen humor o uno que utiliza cuando está triste.

color

La psicología de los colores es la ciencia que trata de evaluar qué efecto provoca el color en las personas. Los colores tienen la capacidad de actuar sobre nuestras emociones y, dependiendo del color de que se trate, damos una respuesta u otra.

Los colores pueden significar cosas distintas según la cultura, la situación, la industria… y, agrupando esos factores, se pueden obtener respuestas y comportamientos similares a gamas cromáticas.

Por todos es conocido el refrán “para gustos los colores” que usamos cuando queremos mostrar la diversidad que hay de algo, pero lo cierto es que todos nos comportamos de una forma homogénea ante ellos.

infografía color marketing
El color es un elemento esencial en el marketing, tanto en el producto como en el diseño de la marca, como en la creación de su comunicación comercial o publicidad.

Incluso a veces, el color forma parte del propio producto, marca o evento en cuestión. Este es el caso del conocido “Black Friday“: campaña publicitaria a la que el color negro da nombre.

El Black Friday se celebra el día siguiente al cuarto jueves del mes de noviembre y es un día de importantes rebajas en el que se inaugura la temporada de compras navideñas. Su nombre parece deberse a la gran marea negra de personas que dicho viernes salía a las calles a realizar sus compras navideñas, aunque también se utiliza el término “viernes negro” para determinar el momento en que los comercios pasan de números rojos a negros debido a ese aumento en las ventas. Sea como fuere es un caso de éxito en el que el color forma parte de la propia campaña de marketing.

Hay estudios que indican que el color:

  • Incrementa el reconocimiento de la marca hasta en un 80%.
  • Aumenta la lectura hasta en un 40%.
  • Acelera el aprendizaje entre un 55% y un 78%.
  • Incrementa la comprensión en un 73%.

Todos los colores se clasifican en dos categorías básicas: cálidos (como el rojo y el amarillo) y fríos (como el azul). Los cálidos trasmiten un mensaje de sociabilidad y energía, mientras que los fríos trasmiten calma.

Veamos cada uno de ellos por separado.

Azul: Es un color que ofrece confianza, seguridad, serenidad… Es un color que se asocia con el cielo y el mar. En su tonalidad más oscura es muy utilizado por las instituciones financieras, por su evocación a la estabilidad. Mientras que en su tonalidad más clara se relaciona con la limpieza y la tecnología, por lo que es muy usado por productos relacionados con la informática.

Rojo: Es un color agresivo, enérgico, provocativo, que llama la atención. Es muy utilizado en el deporte, la política, la mecánica o el mundo inmobiliario. También es un color que representa peligro o deuda.

Verde: Este es el color que predomina en la naturaleza y evoca naturalidad, salud, frescura… por ello se utiliza mucho en los productos ecológicos. También puede asociarse con riqueza o prestigio en sus tonos más oscuros.

Amarillo: Es el color del sol, así que ofrece luminosidad, positivismo, alegría, energía… Es un color que llama la atención, por lo que es muy usado en el mundo del ocio, la comunicación y el entretenimiento. Pero a su vez es un color agresivo que activa el sistema nervioso y no pasa desapercibido.

Marrón: Es el color que predomina en la tierra y evoca simplicidad, durabilidad, estabilidad… Puede tener también connotaciones negativas cuando se relaciona con la suciedad. Es muy utilizado en compañías industriales, camiones, empresas relacionadas con madera, etc.

Negro: Es un color clásico que denota sofisticación, elegancia, poder… Es perfecto para los productos exclusivos o gourmet.

Blanco: Es un color simple, limpio, puro… muy utilizado en los productos relacionados con la alimentación, la salud, higiénicos e infantiles.

Morado: Combina la pasión del rojo con la tranquilidad del azul, dando lugar al misterio, la espiritualidad y la feminidad. Se utiliza mucho en el mundo de la magia y la fantasía.

Naranja: Descendiente del amarillo, transmite energía, fuerza, buenas sensaciones. Muy recomendado para productos juveniles.

Rosa: En su gama más oscura se acerca al rojo y proporciona juventud, diversión y excitación. Se utiliza mucho para productos de bajo precio o de moda femenina juvenil. En su gama más clara se relaciona con los sentimientos, con el romanticismo.

Y así podríamos seguir mezclando colores y sensaciones para obtener la gama cromática que más se adapte a nuestra marca o producto dependiendo de lo que queramos transmitir. ¿Cuál es el color que identifica tu marca?

Share

Ingeniera Técnica en Informática de Gestión especializada en entornos web. Su afición: convertir un papel en blanco en un dibujo o pintura con volumen y personalidad propia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.