Cómo conseguir una estrategia de contenidos exitosa

Una buena estrategia de contenidos es un caballo ganador si se hace con buen criterio y dedicación. Cada vez más, en un mundo saturado por la publicidad, los usuarios demandan más contenidos de calidad, por lo que invertir en la estrategia de contenidos es muy importante para captar y fidelizar clientes.

El contenido de interés y de calidad hará que los usuarios pasen más tiempo en tu web, blog o red social, además de ser una exclusiva carta de presentación. Paralelamente, generará buena reputación para tu marca, tienda o sitio web, creando por lo tanto, mayor confianza y actitud positiva.

Asimismo, un contenido interesante, bien hecho, dinámico y creativo será más susceptible de ser compartido en redes sociales, llegando así a un público mayor y aumentando la posibilidad de que la empresa se conozca e incremente, de esta forma, sus ventas. Para ello, hay que tener en cuenta que no todos los contenidos son escritos, también pueden ser sonoros (música, speech, monólogo, entrevista…) o visuales (vídeo, fotografía, gifs animados…)

Pero, ¿cómo creamos una estrategia de contenidos exitosa? Existen una serie de pasos que os recomendamos seguir para conseguirla:

como-conseguir-una-estrategia-de-contenidos-exitosa
1. Márcate unos objetivos:
siéntate a pensar qué quieres alcanzar con tu estrategia de contenidos. No es lo mismo diseñarla para alcanzar reputación que para aumentar ventas o hacer branding.

2. Estudia tu público objetivo: no todas las personas somos iguales, por lo que tendrás que saber muy bien qué características tienen aquellas a las que le interesa tu marca, producto o tienda. No es lo mismo dirigirte a un público adolescente femenino que a uno adulto masculino por ejemplo.

3. Elige un lenguaje y unos soportes acordes a tu público: si ya has averiguado qué tipo de público es el tuyo, podrás enfocar el lenguaje y los soportes al mismo. El lenguaje puede ser formal, divertido, coloquial, fresco, sobrio… Debes tener en cuenta cuál es el que encaja con tus clientes y elegir las plataformas en las que se encuentran. Podrás elegir, por ejemplo, redes sociales, blog, web, plataformas de vídeo, de música…

4. Crea contenido de calidad y creativo: no seas cutre por favor. Invierte en medios para crear un contenido “high quality”, con buen sonido, buena imagen, buenos textos y, sobre todo, original, distinto e innovador. Entre multitud de empresas que compiten en el mismo sector que tú, la clave es diferenciarse.

5. Establece un calendario de publicaciones: organízate y créate un cronograma para saber qué días y a qué horas debes publicar tu contenido, así evitarás duplicaciones y olvidos. El público es exigente, y demanda, por lo que si no cumples con los plazos se aburrirá y podrá dejar de seguir a tu empresa. Además, debes ser constante. No hay nada peor que ver un perfil de redes sociales o un blog desactualizado, con la última entrada hace dos meses… ¡no da credibilidad!

6. Interactúa con tu público: habla con tus clientes reales y potenciales, aclara dudas, contesta a sus mensajes. Cada vez los usuarios son más impacientes y reclaman respuestas inmediatas. No la estropees no atendiendo sus demandas.

7. Mide los resultados: cuando lleves un tiempo publicando y creando contenido, mide los resultados y observa si vas por buen camino. Si ves que no, es que algo está fallando y tendrás que volver a replantear tu estrategia.

Leyendo nuestro post no parece tan difícil, ¿a que no? Pues ya solo queda que te pongas manos a la obra con dedicación y mimo, tus contenidos sorprenderán a toda la red 😉 y si necesitas ayuda puedes contactar con nosotros.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA ImageChange Image