La pyme y sus circunstancias: comunicación y gestión del tiempo

por

En el contexto económico actual, las empresas luchan por subsistir y los futuros emprendedores se afanan en adquirir una formación lo más completa posible para que sus ideas de negocio prosperen y sean rentables.

Mientras las condiciones del mercado no han sido del todo exigentes, muchas compañías han tratado de monetizar, cuanto antes, la inversión realizada, sin importar demasiado el cómo se alcanzara esa monetización. Aspectos tales como: Optimización de la Gestión empresarial (recursos económicos, humanos y tiempos de trabajo), Planificación Estratégica de Comunicación, Marketing y Publicidad, Gestión de políticas de Calidad y Medio Ambiente, estrategias en materias de RSC… han sido menospreciados o no abordados con la atención que merecen.

Pero, a medida que el mercado se torna más competitivo, se antoja necesario el desarrollo de todas estas disciplinas empresariales, bien con departamentos específicos en el seno de la empresa o bien mediante la contratación de servicios externos.

técnicas de comunicación y gestión del tiempo, nivel 2

Entre estos aspectos, la comunicación y la gestión del tiempo son dos de los conceptos clave, que no deben ser pasados por alto en el seno de cualquier empresa. Sin duda, se trata de dos disciplinas que, dependiendo de cómo se gestionen, pueden suponer gran parte del éxito o el fracaso de una entidad.

El plan de comunicación de una empresa es aquel que define la manera en que se va a comunicar, tanto interna como externamente. Este plan será el que defina cómo una compañía será percibida por sus clientes y cómo va a desarrollar el proceso comunicativo con su público, tanto a nivel presencial como en el ámbito online. De poco sirve tener una empresa 10 si no somos capaces de hacerlo llegar a nuestros clientes de una manera correcta.

Por otra parte, en lo que a gestión de tiempo se refiere, también es importante planificar para poder sacar el máximo partido a los recursos disponibles:

– Es necesario tener una planificación temporal (global, mensual, semanal, diaria…). Para esto, debemos fijar previamente los objetivos que hay que cumplir y establecer los tiempos concretos para cada uno de ellos.

– Aglutinar tareas por afinidad, ya sea geográfica, temática… de manera que podamos ahorrar tiempo.

– Delegar trabajo (en caso de tener los recursos humanos necesarios) en aquellas personas que tengamos en la empresa y que puedan desarrollar determinadas tareas y, de ese modo, aliviar la agenda.

En definitiva, gestionar correctamente y con atención aspectos tan relevantes como la comunicación y la utilización del tiempo en una empresa, nos ayudará a reducir costes, optimizar recursos y llegar a nuestro público de una manera precisa y prevista estratégicamente. Todo esto, a largo plazo, se verá reflejado en mejores resultados y, por tanto, en la supervivencia de la empresa.

Share

Comentarios

  1. Si me permitis os voy a pasar una web para que le echéis un ojo. http://www.workmeter.com. Es un programa que nos han instalado hace poquito en la oficina pero que nos ha ido de perlas para ayudar con la gestión del tiempo. Ha sido un gran hallazgo que recomiendo. Saludos.

  2. Muchas gracias, Mary.
    Muy interesante el aporte.
    Gracias por leer nuestro Blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA ImageChange Image